viernes, 23 de abril de 2010

Cuando haya saldado al fin todas mis cuentas...



Cuando haya saldado al fin todas mis cuentas
pendientes
cuando me haya liberado de todos los hilos
y sogas
…cuando el crédito que se agota
en un banco
-lo alcance a cubrir…

Cuando no haya más: “nena, toca correr”
Cuando la alegría de vivir deje de no estar
a la orden del día.

Y se olviden todos los plazos que se pasaron…
y se sobreentiendan todos los asuntos/ no aclarados
sobre mí.
y prescriban todas las decisiones
que no llegué a tomar…

Cuando se acaben por atar todos los cabos sueltos
de todos los episodios
de mi vida.

Cuando empiecen ya a pasar cosas
Cuando pueda dejar de ir salvando
los días.

Cuando el cansancio de lo –sistemáticamente-
no conseguido
se haya superado…

Cuando pueda saber realmente lo que ha pasado
y lo que no ha pasado.
Cuando ya no diga “adiós, vida”; “hasta mañana”
en las noches

Cuando deje de encontrarme tan lejos
de todo
-esperando que suceda cualquier cosa
mientras tal vez se me ocurra algo-

Cuando ya no diga: “nada es tan grave
pero sí todo es tan preocupante”

Cuando abandone la “urgencia siempre presente”
Y la vida sea un poco más agradecida…

y deje de pensar: “todo esto
debería divertirme”…

Cuando la estructura de la vida deje de resultar idéntica
a la de una obra de teatro
en que hay múltiples comparsas
pero un solo protagonista

Cuando abandone al fin los “yo me entiendo”
los “siempre hay algo que hacer”
los “sombras caminan conmigo”…
y los “algo me dice/ que el problema
soy yo”…

Cuando deje de salir de las cosas
para volver a entrar en ellas

y abandone todo el cansado fingimiento
de a diario.
y mis propias barreras mentales

y no me pase los días del frío/ al calor
ni de las sombras / a la luz…

Cuando al fin se me llegue a ocurrir
una brillante idea

Y me quite ese lastre, del que tantas veces supuse
que iba a liberarme
- y aún cargo

(…esperando ese tren que habrá de llevarme
a otro sitio…)

Y el error sea/ …que no hay error
y dejen de fallar todos mis esquemas
mentales

Cuando descarte al fin esa impresión
de que no me sigue nadie…
y abandone la Resistencia
a ser feliz

y no sean más juguetes de una voluntad mayor
nuestros ánimos

Cuando llegue a saber que, certeramente
estoy despierto
Y me encuentre De vuelta al mundo.

Cuando…


5 comentarios:

Planeandoelsalto dijo...

Cuando piensas que has pasado todos los obstáculos posibles siempre aparecen más. El truco está en convivir con ellos, en jugar con ellos. Solo desaparecerán cuando abandonemos este mundo material.
Un beso.

El-Al-Eim dijo...

Gracias por tu opinión, Planeando. Eres la 1ª persona que pasa por aquí en... 2 años o así. Tienes un premio por ello, a recoger en... taquilla.

Pues sí, estoy bastante de acuerdo, el asunto está en como conlleves todos los contratiempoos (y su magnitud) que no le pase a uno como al empleado de la cinta de montaje, que viene un elemento tras otro y otro y otro.. y si no se sobrepone, le acaban llevando por delante.


De todas formas, el texto no pretende ser un dosumento del que extraer lecciones morales o de comportamiento, sino más bien reflejar estados de ánimo.

Gracias!

Andy dijo...

Muy buena toma de conciencia.

Anónimo dijo...

paleto

David C. dijo...

intensas líneas que nos pasan a todos .... creo.